El Espanyol apenas hizo acto de presencia en Ipurua. El equipo de Rubi cae merecidamente frente al Eibar encajando una goleada (3-0) que hace saltar todas las alarmas en Cornellà. Los tantos de Sergi Enrich, De Blasis y Charles dan los tres puntos al conjunto de Mendilibar y dejan muy tocado al cuadro perico.

Once titular del RCD Espanyol: Diego López; Javi López, Naldo, Lluís López, Dídac Vilà; Marc Roca, Víctor Sánchez, Granero; Melendo, Leo Baptistao y Puado.

Once titular de la SD Eibar: Riesgo; Rubén Peña, Pedro Bigas, Arbilla, Cote; Pape Diop, Joan Jordán, De Blasis, Cucurella; Sergi Enrich y Kike García.

Muchas novedades en el once inicial del Espanyol. Rubi da descanso a jugadores importantes como Rosales, Sergi Darder y Borja Iglesias pensando en la Copa del Rey e introduce a Javi López, Víctor Sánchez y Puado entre los titulares. Lluís López es la otra gran novedad en el equipo titular: el canterano perico debuta de esta manera en Primera División.

El Eibar trata de apretar como siempre hace en su estadio en los primeros compases del partido. Sube líneas para presionar arriba y el Espanyol está incómodo a la hora de sacar el balón jugado desde la defensa. Los locales crean la primera ocasión clara del encuentro en el 8′: un centro lateral desde la banda derecha lo remata Kike García y Diego López se luce con un paradón para evitar el gol del Eibar.

Se alcanza el primer cuarto de hora de partido con el conjunto vasco acumulando más llegadas al área perica. Sin embargo, el Espanyol tiene una ocasión clarísima en el 16′: un buen desmarque de Baptistao le deja en una magnífica posición para batir a Riesgo tras recortar y deshacerse de un defensa, pero la definición del delantero brasileño es defectuosa.

Sergi Enrich responde en el 20′ con un disparo sin ángulo que toca por fuera la red de la portería de Diego López. Dos minutos después, un error garrafal de Naldo regala una clara ocasión, pero el portero gallego vuelve a salvar al Espanyol. En el 23′ nada puede hacer para que Enrich haga el 1-0 con una sutil definición.

El Espanyol trata de reaccionar al tanto encajado apareciendo más en campo contrario y generando cierto peligro en la portería de Riesgo. No obstante, el Eibar no se deja sorprender y sigue controlando el partido. En el 35′ De Blasis pone a prueba a Diego López con un disparo raso que ataja sin problemas el guardameta blanquiazul.

Los últimos minutos de la primera parte transcurren sin que el conjunto perico consiga aumentar las prestaciones sobre el terreno de juego. El Eibar es el claro dominador del encuentro y los jugadores de Rubi están completamente desbordados. Llega el descanso con el 1-0 en el marcador y con muchas cosas que mejorar en el bando espanyolista si quiere llevarse algún punto de Ipurua.

Segunda parte

Comienza el segundo tiempo con una buena acción individual de Leo Baptistao en el 47′ y cuyo remate final dentro del área local es desviado por un defensa. El Espanyol trata de ser más protagonista con el balón tras el descanso aunque el Eibar se resiste a ceder la iniciativa del partido.

Sin embargo, todas las buenas intenciones pericas se desvanecen muy pronto. En el 51′ De Blasis define perfectamente ante Diego López para poner el 2-0 en el marcador. El árbitro y el VAR dan validez al gol pese a la posición dudosa de Sergi Enrich en la jugada. Los problemas se multiplican para Rubi: Naldo se lesiona y tiene que ser sustituido en el minuto 61. Borja Iglesias entra en su lugar, siendo un cambio claramente ofensivo.

Un minuto más tarde es Mario Hermoso el que entra al terreno de juego en sustitución de Víctor Sánchez. El central madrileño reaparece tras lesión y ocupa el hueco dejado por Naldo en el eje de la zaga. La imagen ofrecida por el Espanyol empeora con el paso de los minutos y no se atisba ningún tipo de reacción.

Rubi quema el último cartucho que le queda dando entrada a Piatti en el 74′. El extremo argentino sustituye a Melendo. El equipo sigue sin reaccionar y es el Eibar el que vuelve a marcar: Charles hace el 3-0 en el 83′ con una gran volea. La goleada ya es importante, pero la realidad es que los locales merecen una victoria holgada por lo visto sobre el terreno de juego.

Los últimos minutos del partido transcurren sin novedades, es decir, con el Eibar jugando a placer y el Espanyol deseando que el árbitro de por terminado el encuentro. Así llega el final del duelo con victoria clara y contundente de los locales.

 


Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre