Era una obviedad enmascarada por los resultados. La plantilla del Espanyol no está cerrada y las necesidades se centran en dos puestos: el lateral derecho y la delantera. La derrota ante el Sevilla en el inicio de LaLiga ha destapado completamente las carencias del conjunto perico y las urgencias con las que debe acudir al mercado a criterio de gran parte de la masa social espanyolista.

Nolito y Reguilón (curiosamente, los autores de los dos goles del Sevilla en el RCDE Stadium) demostraron que el lateral derecho necesita la presencia de al menos un nuevo efectivo en el Espanyol. Javi López se vio desbordado en muchas fases del partido ante los ataques por la banda izquierda hispalense.

Otro de los aspectos que quedaron patentes fue la necesidad de fichar a otro delantero. La salida de Borja Iglesias ha dejado un hueco demasiado grande como para ser cubierto únicamente con Ferreyra. Gallego cuenta con Campuzano, pero para afrontar tres competiciones la nómina de atacantes es corta. Wu Lei y Facundo necesitan alternativas de peso para fomentar la competencia.

Campuzano volvió a tener minutos frente al Sevilla como ya los tuvo ante el Luzern.

Ante este escenario, se avecinan unos últimos días de mercado frenéticos en los despachos del RCDE Stadium. La dirección deportiva tratará de cerrar al menos un par de fichajes más para reforzar una plantilla que, en estos momentos, sigue teniendo algunas carencias relevantes.

 

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre