Álvaro Vadillo sabe que la Segunda División es una categoría muy difícil. Es un jugador con gran experiencia en la competición, no en vano acumula tres ascensos con Betis, Huesca y Granada, y tiene muy claro que la única receta es el trabajo diario, la constancia y el sacrificio: «Hay muy buenos mimbres en este equipo, tenemos jugadores de mucha calidad. Por mi experiencia, será importante la humildad y la tranquilidad. Es una categoría complicada y larga», reconoce el extremo gaditano. 

Vadillo transmite el espíritu de compromiso que emana la plantilla: «Sabemos la camiseta que llevamos y el club al que representamos. Es bueno empezar bien, pero lo importante es cómo acaba. Tenemos los pies en el suelo”. Y, apenas una semana después de su fichaje, añade que «he vivido una situación difícil, surgió la opción del Espanyol y no me lo pensé. Quiero jugar y poder demostrar mi fútbol”.


Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre