Derrota de Vallecas. «Las derrotas se digieren mal. No nos gustan. A todos nos gustan ganar, somos más felices. La noche se hace larga. Pero luego hay que relativizarlo, tenemos la posibilidad de competir el miércoles».

Mirandés.»Hay que pensar en las singularidades del rival. Es un buen equipo que, si lo conoces bien, sabes que hace las cosas bien, fuera de casa está mejor que en su estadio, es muy intenso, prepara bien los partidos. Tenemos que hacer un partido de nivel para poder ganarlo».

Entorno. «No pudo fiscalizar ni controlar lo que piensa la gente. Soy consciente de que todo lo que podamos hacer bueno se valorará poco porque la gente piensa que todo tiene que ser muy fácil. Pero hemos de ser conscientes de que estamos en un club importante y tienes que convivir con ello con naturalidad. Son peajes que tengo la suerte de tener».

Humildad. «No me hace falta ninguna derrota para tener los pies en el suelo, ya los tengo. Y los jugadores creo que también. Cada partido será una historia y lo que pase en el anterior no valdrá para el siguiente. Ahora se trata de preparar bien el Mirandés y ganar para volver a estar con ese bienestar que te da la victoria y el trabajo cumplido».


Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre