Pipa fue uno de los grandes protagonistas en el Ferencváros 2-2 Espanyol. El canterano era una de las muchas novedades que presentó Pablo Machín en el once titular y fue de los pocos jugadores blanquiazules que supieron aprovechar la oportunidad brindada por el técnico.

Sus acciones fueron decisivas en los goles del Espanyol. El 1-1 tuvo lugar tras una gran acción individual suya en la que regateó a su marcador con un soberbio caño. Finalmente, dio la asistencia a Melendo en el tanto. La afición perica quedó maravillada por la jugada de Pipa.


En el segundo gol del Espanyol, volvió a realizar una gran jugada por banda izquierda para terminar asistiendo a Sergi Darder, autor del tanto decisivo del partido. En definitiva, es la mejor actuación de Pipa en el primer equipo blanquiazul.

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre