Durante la pasada semana se han disputado varios torneos congregados en el MIC. El Espanyol ha tenido una importante presencia, siendo vencedor en varias categorías y completando un gran papel en la mayoría de ellas. En este sentido, se ha podido comprobar una vez más que la salud de la cantera blanquiazul es muy buena.

Sin embargo, en una de las competiciones se ha producido un desagradable incidente. El Espanyol y el Barça se enfrentaban en una tanda de penaltis y uno de los jugadores culés ha dado una colleja al portero blanquiazul tal y como se puede observar en las imágenes. Una demostración más de los “valors” que se intentan vender desde el club azulgrana.

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre