El Espanyol recibía al Elche con la opción de colocarse a cuatro puntos de la zona Champions League, pero como es habitual en los pericos eso era un mal augurio. El partido empezó de manera correcta para los blanquiazules, quienes a través de la presión alta sembraron las dudas en la zaga ilicitana. Al El Elche le costó tan solo cinco minutos romper los esquemas del Espanyol.

Una serie de rebotes terminaron por habilitar a Tete Morente, quien puso un centro tenso atrás para que Pere Milla fusilara a Joan García. Diez minutos más tarde, el mismo jugador volvería a golear. Una mala salida de Joan García permitió al extremo del Elche anotar el 0-2.

La incredulidad se apoderó del feudo espanyolista. Un Elche bien plantado y sin grandes alardes tuvo suficiente para irse con una ventaja de dos goles. Los de Vicente Moreno pudieron acortar diferencias gracias a una pena máxima transformada por Raúl de Tomás.

El equipo perico salió a por todas en el segundo tiempo, pero la poca fluidez en el juego apagó cualquier intento de remontada. El Elche se afianzó en el terreno de juego y durmió el partido con maestría. Pasaban los minutos y la impotencia se hizo patente en la gestualidad de los jugadores.

Los pericos fueron incapaces de desarbolar la defensa del Elche y terminaron sumando una derrota inesperada en el casillero. Otra oportunidad de oro perdida para afianzarse en la zona alta de la tabla.


Comentarios

Comentarios

Artículo anteriorVenta de entradas para el Mallorca-Espanyol
Artículo siguienteCarlos Acosta.- 21 FALTAS Y NO PASA NADA

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre