Parece ciertamente increíble la racha consecutiva de resultados negativos que ha venido cosechando el RCD Espanyol en su estadio esta temporada. Un suceso inaudito que le ha supuesto un record en sus 119 años de historia. No ha obtenido ningún punto en su estadio esta temporada.

El próximo domingo nos visita el Getafe CF, este conjunto madrileño ocupa actualmente la séptima posición. En calidad de visitante ha conseguido 2 victorias, 2 empates y 2 derrotas.

Es un equipo hecho, que mantiene prácticamente el mismo bloque que el campeonato pasado, habiendo reforzado notablemente el juego por banda izquierda con la incorporación de dos jugadores cedidos que le están aportando mucho hasta la fecha. Se trata del ex-perico Marc Cucurella quien pertenece al FC Barcelona y el brasileño Robert Kenedy Nunes Do Nascimento cedido por el Chelsea FC.


Con los automatismos muy bien aprendidos y que pone en práctica cada partido es un rival muy incómodo. Suele jugar al límite del reglamento como habitualmente se dice tanto por la reiteración como en la dureza de las faltas. Cuenta con una defensa contundente y potente en el juego aéreo en ambas áreas, en el medio campo destacan sus dos mediocentros, el serbio Nemanja Maksimovic formado en el Estrella Roja de Belgrado y el uruguayo Mauro Arambarri ex Girondins de Burdeos. En la delantera tiene cuatro estiletes con amplia experiencia y todos pasan los 30 años lo que llama poderosamente la atención. Son ellos Ángel Rodríguez, Jaime Mata, Enric Gallego y Jorge Molina. Jugadores con mucho oficio y “curtidos en mil batallas”.

A priori se podría pronosticar un partido muy trabado e igualado, con pocos minutos de juego efectivo. De los típicos que se suelen resolver por un estrecho margen y casi siempre a balón parado.

Aunque los jugadores no lo reconozcan públicamente, se trata de la primera final para el RCD Espanyol con la finalidad de abandonar los puestos comprometidos de la parte baja de la clasificación.

Está claro que en lo que va de campeonato nos han penalizado de una manera poco creíble los errores individuales de nuestros jugadores, que si bien han sido pocos y concretos han motivado la pérdida de partidos a pesar del enorme esfuerzo físico y mental del equipo. Todos quienes hemos acudido al RCD Stadium sabemos que ha merecido mucho más pero así es el fútbol.

La racha debe cambiar ya.

Es el séptimo partido en casa. Si recurrimos a cábalas, existen dichos populares conocidos. Según los gallegos, “No existe séptimo malo” ni aficionado que lo resista podríamos añadir. Los amantes de la ciencia ficción dirían “El despertar de la fuerza” porque así se llama el séptimo episodio de Stars Wars.

La comunión entre afición y jugadores será patente el próximo domingo. Todo ello unido a las supuestas fuerzas del universo que estarán de nuestra parte, nos llevarán a la primera victoria en casa y por ende a la resurrección y la esperada remontada.

Força Espanyol.

Carlos Acosta

“Libre Directo”

Socio Nº 9.383

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre