El Espanyol, con su dirección deportiva a la cabeza, ya está manos a la obra preparando la plantilla del próximo curso y, como afirmó el míster en rueda de prensa, el club irá a por sus primeros objetivos en el mercado. Es por eso que, el director deportivo, Jordi Lardín, tiene en su lista de deseos primordiales para apuntalar la defensa a un excanterano perico: Jordi Amat.

El de Canet de Mar sería una de las apuestas firmes de la entidad para reforzar una zaga muy debilitada, que actualmente sólo cuenta con el lesionado de gravedad Óscar Duarte y el ‘central reconvertido’ David López. La intención de la dirección deportiva sería apuntalar la defensa con dos refuerzos de garantías, además de rebajar la opción de compra del mexicano Diego Reyes (cifrada por el Oporto en 7 kilos).

Lardín llamó a Jordi Amat

Según ha podido saber La Contra Deportiva, Lardín llamó a Jordi Amat para interesarse por su situación, sondeando las posibilidades de que el actual futbolista del Swansea City acabe firmando por la entidad espanyolista. La respuesta del de Canet de Mar fue tajante: está dispuesto a regresar a la que fue su casa, pero tiene ofertas de equipos muy importantes que, además, disputan competiciones europeas. 

Jordi Amat está realizando una temporada notable en el equipo galés, habiendo jugado un total de 19 partidos (17 de liga regular y 2 de EFL Cup) y disputado un total de 1.542 minutos. El futbolista tiene contrato con el Swansea hasta junio de 2019 y podría salir traspasado por un montante que rondaría los 2,5 millones de euros.

Ofertas importantes

El futbolista catalán cuenta con ofertas de dos equipos de LaLiga y dos de la Premier League, que el próximo curso disputarán competiciones europeas. LCD ha podido saber que los dos equipos españoles interesados en Jordi Amat son el Sevilla, que busca recambio a un viejo conocido de la afición perica como Nico Pareja, y el Villarreal.

Despedida amarga

Jordi Amat es un exjugador del Espanyol que estuvo 12 años ligado a la entidad blanquiazul. Su sentimiento como perico es indiscutible, pero hay que recordar que, hace cuatro años, salió del club escarmentado.

El futbolista llegó al Espanyol con 7 años y, tras brillar en las categorías inferiores, debutó en la máxima categoría en la temporada 2009-10. En la siguiente campaña convenció totalmente al técnico Mauricio Pochettino, y disputó un total de 26 partidos. El curso siguiente su presencia cayó en picado y fue cedido al Rayo Vallecano, club con el cual disputó 27 encuentros, firmando una gran temporada. Meses más tarde fue vendido al club galés por 3 millones de euros (2,5 millones de libras).