A Bartomeu últimamente le crecen los enanos, y no nos referimos a Messi, que a estas alturas, y con la edad que ya tiene, no hay hormona del crecimiento que lo levante. Y es que, al presidente culé, antiguo ex –jugador de baloncesto amateur del Espanyol no le están saliendo las cosas demasiado bien, desde que decidió cargarse a Ernesto Valverde, por las bravas, y con una palmaria falta de clase y valores, que pasará a la historia por su manifiesta indecencia.

La última polémica que ha formado la directiva culé  ha sido a cuenta del contrato de patrocinio de la entidad con la plataforma de Blockchain Chiliz, con la que según los aficionado azulgranas podrán hacer todo esto: Una alianza que permitirá a los fans del Barça interactuar con el Club de una forma innovadora a través Socios.com, la plataforma de votación de Chiliz, donde los seguidoras azulgrana de todo el mundo podrán participar en encuestas y sondeos sobre distintas actividades del día a día del Club utilizando una serie de activos digitales llamados ‘Barça Fan Tokens’.

Bueno, eso, y seguir los avances de su nuevo y flamante fichaje galáctico, el ex –jugador del Leganés, Martin Braithwaite.

El caso, es que al CEO de la empresa de marras, Alexandre Dreyfus le pareció bien pedir la camiseta del FC Barcelona para ilustrar gráficamente dicho acuerdo con el número 88, y claro, se armó la mundial en Twitter. Muchos seguidores barcelonistas consideraron que se estaba haciendo apología del nazismo con esa foto. Los insultos al señor patrocinador y al propio club, incluido el mismísimo “Bartru” son de órdago.

Huelga recordar que para algunos el número 88, que corresponde a dos veces la legra “H”, la octava del abecedario, sirve para hacer el saludo nazi de forma encubierta –Heil Hitler-

No hace mucho, el jugador ucraniano Roman Zozulya tuvo problemas con los radicales de los Bucaneros del Rayo Vallecano porque el jugador apareció en una foto, luciendo en su camiseta el número 18, y señalando con el símbolo de la victoria un marcador a su espalda con los números 14 y 88. El número 14, es considerado por algunos, como referencia secreta a las 14 palabras del líder nazi.

Así las cosas, algunos socios del club de Collblanc temían que el nuevo delantero culé, el tapado, fuese Zozulya. Entendemos que habrán tenido un enorme alivio al saber que se trata de Braithwaite «El killer».


Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre