La Ciudad Condal es conocida por su relación con el deporte desde aquella magnífica organización de los Juegos Olímpicos y por ser sede de grandes equipos de fútbol, como el Espanyol; pero Barcelona también cuenta con un prestigio en aumento constante entre los profesionales y seguidores de un juego de cartas mundialmente conocido como el póker. Además de Barcelona, los amantes de este juego disponen de otros rincones en donde disputar sus mundiales, en lugar de con el balón, con las cartas.

A nivel deportivo, Barcelona es conocida por ser la sede de varios clubes de fútbol, entre los que se encuentra el Espanyol. Aunque este club estará, este curso, en la segunda división española, continuará centrando el interés y la atención mediática. Y quizá algunos de sus jugadores se anime a practicar algún que otro juego de cartas durante sus horas de concentraciones o de tiempo libre. Porque Barcelona también es conocida por ser una ciudad en donde se juega al póker con dinero en efectivo.

De hecho, la Ciudad Condal ha ejercido de anfitriona de algunos de los torneos de póker más importantes a nivel europeo. Y no sólo de manera presencial, sino de forma virtual, con personas de todo el mundo situando a Barcelona en el mapa terráqueo y asistiendo a un torneo en donde también se ha visto asistir a más de un futbolista profesional. Un torneo que permite que los visitantes dejasen un buen dinero en las arcas de la ciudad durante casi los quince días que suelen durar estas citas de partidas de póker.

Juego mental y estratégico

¿Pero qué es el póker para que tenga tanto seguidores y éstos acudan a Barcelona? El póker es un interesante y entretenido juego de cartas, muy popularizado entre la sociedad, aunque, en algunas escenas, demasiado asociado con casinos y dinero. No del todo cierto, puesto que no es necesario jugarse sumas altas de euros o dólares para disfrutar de una divertida partida de cartas. Además de conocer las normas básicas, los expertos indican que estamos ante un juego de cartas donde el aspecto mental y la estrategia desempeñan un alto grado de protagonismo, tanto, que una buena o mala gestión de estos factores, conducen a una victoria o una derrota.

En cualquier caso, el póker es un juego mundialmente conocido, con jugadores profesionales, que entrenan como los jugadores de fútbol en la perfección de sus habilidades y que viajan a lo largo de los cinco continentes. El póker no sólo se centra en Barcelona, sino que seguir las vicisitudes de estas partidas de cartas permiten viajar a otras ciudades, cuya visita, como en el caso de la Ciudad Condal, es de obligado cumplimiento si uno es un seguidor y jugador de este juego de cartas.

De Europa a Asia y Estados Unidos

¿Cuáles son esas otras ciudades relacionadas con el póker? Si seguimos en Europa, a una cierta distancia de Barcelona, encontramos un país con un prestigioso y reconocido glamour. Nos referimos a Montecarlo. Visitar esta ciudad nos descubre rincones fantásticos y nos permite acceder al casino de Montecarlo, uno de los templos para los jugadores de póker. Eso sí, además de visitar la zona del Palacio Real, la zona del puerto, contemplar el lujo de las calles, ver los grandes coches, habrá que cuidar la vestimenta, porque siempre habrá que lucir las mejores galas para disfrutar de una partida de cartas.

Más lejos encontramos otras ciudades como Las Vegas. En Estados Unidos, hallamos una de las mecas del póker, en donde los grandes profesionales disputan, si nos permiten la comparativa, su mundial de fútbol en el ámbito del póker. Los casinos de Las Vegas son el lugar idóneo para disfrutar y ver una buena partida de cartas, de alto nivel. Eso sí, visitar Las Vegas y jugar exige una preparación. El nivel, como decíamos, es muy alto, muy alto. El resto, ya saben visitar recreaciones de escenarios europeos, rascacielos y dejarse llevar por el ambiente lumínico de una ciudad mítica si hablamos de póker.

Más o menos lo que sucede en Asia. En el continente asiático encontramos la ciudad de Singapur. Otro templo de los jugadores de póker, y sí, también se exige un cierto nivel si queremos participar en algunas partidas de cartas; de lo contrario, podremos asistir a alguna de ellas para pasar un buen rato y aprender; posteriormente, Singapur es una ciudad que nos permite visitar museos, teatros y un sinfín de espacios históricos y modernos de una ciudad tan cosmopolita como Barcelona.

Cerca de Singapur encontramos Macao. Se dice que Macao es la única ciudad China donde está permitido el juego, por lo que es un escenario perfecto para echarse una partida de póker. Se dice que Macao es ‘Las Vegas’ de China. Ni que decir tiene que el nivel vuelve a ser profesional, otra de esas ciudades donde se juegan mundiales. Y antes de regresar a Barcelona, debemos cerrar este recorrido de ciudades de póker en la cercana Lisboa, una ciudad con un gran aroma historia en sus callejuelas, pero mezclando con el sabor de unos buenos juegos de cartas en sus casinos, lo que nos permitirá recorrer hoteles y restaurantes de cierto lujo y distinción.

El póker es un juego de cartas muy conocido y con cierta antigüedad, pero que ha aumentado su fama en estos últimos años. Motivo que demuestra que otras ciudades se estén sumando a esta ola de las cartas. Sochi, una ciudad rusa conocida por los amantes de los deportes de invierno se está postulando como otro templo de esta liga mundial de profesionales del póker. Lo mismo sucede con Manila en Asia. El crecimiento de hoteles y casinos está asociado, en determinada medida, al interés por estos juegos de cartas. Lo mismo sucede con otra ciudad ubicada en el otro lado del globo terráqueo. Melbourne, en Australia, se está posicionando como un centro de referencia para los jugadores del póker de esa parte del mundo. Llegar allí es largo y hasta complicado, y quizá sea mejor verlo de manera virtual, pues siempre nos quedará Barcelona, una ciudad cosmopolita, deportiva con el Espanyol y sitio ideal en cuanto a sus gentes, gastronomía y partidas de cartas.


Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre