Ayer por la mañana los pericos que leemos ‘La Vanguardia’ nos quedamos sorprendidos por la columna de opinión de Joaquín Luna. Un titular con el que quería captar la atención de todos lectores: ¡Discriminan a la mujer perica! Sin duda alguna, como mujer perica me he sumergido en este texto para saber por qué razón me debería sentir discriminada.

El periodista muestra su rechazo a los precios que el club había puesto a las entradas para las seguidoras pericas (5 euros) y los comparaba con el coste de las que tenían que pagar los hombres (50-70 euros). Con tono de indignación y un primer párrafo dedicado a la remontada “histórica” del conjunto vecino, el columnista entraba al asunto con un tono moral como si estuviera denunciando una injusticia. Una diferencia de género.


La facilidad con la que el columnista de ‘La Vanguardia’ acusa a la institución de machista e incluso, llega a insinuar que el Espanyol puso unos precios tan asequibles debido a la diferencia salarial entre hombres y mujeres. Cosa que a mi parecer es aberrante.

Es aquí donde radica mi enfado y mi indignación ante tal texto y la ignorancia de su autor. La semana pasada el club catalán inició una campaña para todas las mujeres pericas. Y sí, sólo para las mujeres, ya que el pasado 8 de marzo fue nuestro día. Por esta razón, la directiva decidió iniciar una promoción para recordar la función imprescindible de las mujeres en la sociedad y su importante papel dentro del fútbol. Además de la rebaja en el coste de las entradas, las seguidoras gozaron de una serie de descuentos en la tienda oficial de Cornellà en moda femenina y en la diversidad de productos que ahí venden.

Aparte de dichos descuentos, el club conmemoró el papel de la mujer con distintos actos e iniciativas a lo largo de la semana. Como el partido entre jugadores del primer equipo y del equipo femenino o la vuelta de honor de los equipos del club con mujeres durante el descanso del partido del viernes. Antes del inicio del partido, la socia más antigua del club Maria Rosa Rojas Verdaguer y Anair Lomba, una de las capitanas del primer equipo, leyeron el manifiesto del Día Internacional de la Mujer. Y no solo fueron las protagonistas en el terreno de juego, también en el palco: allí se reunieron las empleadas del club y las presidentas de peñas del RCDE para celebrar la jornada.

Parece surrealista que tenga que dar la cara por mi equipo y defender que no me siento discriminada sino todo lo contrario. Asimismo, me gustaría reivindicar mi malestar ante tal falta de profesionalidad. La función principal del periodista es informarse y en este caso, la escasa indagación es considerable. O tal vez en esta ocasión, antes de la información ha primado la necesidad de cubrir espacios en el medio de comunicación ante la derrota del otro equipo de la ciudad.

Comentarios

Comentarios

7 COMENTARIOS

  1. La ironia es importante entenderla
    Que hablen de nosotros es bueno
    No creo queb hayais comprendido el texto de Luna.
    Es justamente lo contrario de lo que decis.

  2. Fantástico artículo Anna, y este individuo se hace llamar periodista? Gracias a él y a otros muchos cómo el salen páginas webs, cómo La Contra Deportiva. Este señor a parte de menospreciar a la mujer perica, en el fondo insulta a todas las mujeres. Si es eso lo que piensa, no quisiera estar en la piel de su mujer, si es que la tiene, y aún lo aguanta, y el resto de las féminas de su familia.

  3. Aquest home no pot ocultar que te verdader odi al nostre Espanyol, lo seu es parlar de ligues, de sexe i de prostitutes. I de tant en tant, deixa anar algún comentari visceral en plan irónic contra el nostre club. En el fons es un baliga/balaga.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre