El Espanyol afronta la última jornada de LaLiga sin ningún aliciente. Descendido desde hace días a Segunda División, toda la atención está puesta en la profunda reconstrucción que debe acometer el club para aspirar de inmediato al ascenso y recuperar la categoría.

Aún así, será juez de la permanencia: recibirá al Celta en el RCDE Stadium. El equipo gallego se juega la salvación junto al Leganés, que se medirá al Real Madrid. Una victoria del conjunto pepinero combinada con un empate o derrota del Celta permitiría al cuadro de Javier Aguirre seguir en Primera División.

Para el Espanyol-Celta, tres jugadores blanquiazules se pierden el partido. Sergi Darder, Bernardo y Raúl de Tomás vieron la quinta amarilla contra el Valencia y cumplirán sanción en la última jornada. Por lo tanto, el encuentro en Mestalla pudo ser el último de los tres futbolistas con la camiseta blanquiazul, ya que ninguno de ellos tiene asegurada su continuidad en la disciplina perica durante la próxima temporada.


Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre