Se acuerdan ustedes de Pere Soler i Campins, director de la policía catalana, que manifestaba su odio con toda su alma a los seguidores blanquiazules tal como les contábamos aquí cuando fue nombrado en sustitución de Albert Batlle, presumiblemente porque Soler si estaba dispuesto a mantener lealtad enterna a Puigdemont por encima de cualquier ley.

Recuerden que en 2014, y en vísperas de un derbi, usó twitter para vomitar su particular desprecio contra los pericos: “Periquito que vola periquito a la cassola. Sort i que guanyi el Barça“, era la época en que ejercía de director general de Serveis Penitenciaris de la Generalitat. Poco más tarde y en otro tuit, junto al dibujo de un periquito con la camiseta del Espanyol, decía: “¡¡Ohhh quina pena tan mono per acabar rostidet!! Jajaja”.


Pues resulta ser que el director general de la policía autonómica, Pere Soler i Campins, ha dirigido este viernes una carta de despedida a los Mossos d’Esquadra tras haber sido cesado por el Gobierno en aplicación del artículo 155 de la Constitución, con lo que es el primer alto cargo de la Generalitat que acepta su cese en otro acto de valentía sin parangón.

Soler parece ser muy valiente para arremeter de forma jocosa contra los pericos en Twitter, pero no tanto como para defender la nueva, flamante y duradera “República Catalana”…

Comentarios

Comentarios

1 COMENTARIO

  1. la heroicidad de los prohombres de la patria es verdaderamente conmovedora… los criptoculés del autodenominado colectivo roger de llùria no tardarán en rendirle homenaje solicitando a la directiva del club que una de las puertas de acceso al estadio sea honrada con su nombre…

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre