Mohammed Ezzarfani, más conocido como ‘Moha’, ha sido uno de los nombres propios de estos últimos días en clave culé. El jugador de Marruecos ha tenido que salir cedido dirección Alicante tras la imposibilidad de jugar con el filial barcelonista por ser extracomunitario. Repasemos el caso.

A principios de julio, el FC Barcelona se entrometió en un fichaje que tenía completamente encarrilado el Espanyol. Se trataba de Mohammed Ezzarfani, futbolista de origen marroquí que militaba en el Badalona ocupando la posición de extremo. Según decían sus técnicos, un chico con mucha personalidad y con un gran desborde.

El club perico quería a ‘Moha’ en sus filas, tenían buenos informes del jugador e iba a ser un gran refuerzo para apuntalar un proyecto con claras aspiraciones a recuperar la categoría de bronce. Sin embargo, apareció el Barça con una oferta más suculenta para el futbolista marroquí y éste decidió romper el acuerdo que tenía con el Espanyol.

La noticia saltó cuando, una vez firmado el jugador, los dirigentes barcelonistas descubren que éste es extracomunitario, y el FC Barcelona ya tenía cubierto el cupo con Vitinho y Choco. Ante la incredulidad del asunto, aficionados y periodistas se hacen eco de la noticia y el Barça busca rápidamente una cesión para ‘Moha’, que no se puede creer por lo que está pasando. Eso sí, el club culé se encargó de tapar el asunto a la perfección alegando que se iba a confeccionar el Barça C.

Finalmente, Mohammed Ezzarfani ha tenido que salir cedido dirección al Hércules de Alicante.