El Espanyol de Vicente Moreno salió a Elche con hambre de victoria. Ya en la primera jugada Pedrosa buscó a Raúl de Tomás con la intención de sorprender a los locales. El mismo lateral zurdo tuvo en el minuto 4 una ocasión bastante clara después de trazar una diagonal hacia dentro.

El Elche mostró mucho dinamismo durante los primeros compases. Los pericos cedieron la iniciativa a los ilicitanos y terminaron concediendo tanto terreno que llegó el primer tanto en contra. David López, con su enésimo error en los últimos años, estuvo blando en la salida de balón y Lucas Boyé aprovechó para recuperar, encarar y anotar un zapatazo inapelable desde la frontal.

El gol dejó noqueado al conjunto perico, que intentó aprovechar alguna transición rápida con Embarba o Wu, pero no estuvieron acertados. La versión perica estaba muy alejada de los visto en los últimos dos partidos frente a Madrid y Cádiz. El fiel aficionado perico pensaría que otra vez le estaba tocando vivir la cara amarga de su club. Un partido vivido mil y una veces, sobre todo, como visitantes.

El técnico del Espanyol no tuvo ninguna duda en empezar el segundo tiempo moviendo el banco. Nico Melamed y Manu Morlanes salieron al rescate de los pericos. El jugador cedido por el Villarreal no tardó en darle la razón a Vicente Moreno. Morlanes anotó un auténtico golazo desde la frontal tras recibir un pase de RDT. Con la euforia del gol, el equipo se fue en busca del gol de la victoria. Un tanto que no tardó en llegar. Una galopada de Pedrosa y un buen centro terminó siendo objeto de asistencia para RDT. El delantero madrileño no perdonó y puso el 1-2.

El segundo del Espanyol dejó descolocado a un Elche que no supo reponerse hasta los últimos instantes. Los de Vicente gozaron de muchas ocasiones para poner tierra de por medio, pero la falta de clarividencia en los metros finales marcó el resultado final. El Elche creyó en la igualada y lo logró en una desafortunada jugada.

Al final, un empate y gracias, si no llega a ser por la parada salvadora de Diego López en el 95 a un tiro de Pere Milla.


Comentarios

Comentarios

Artículo anteriorKiko Casilla: «Siempre seré un perico más, juegue donde juegue»
Artículo siguienteEl filial cae ante el líder con 9 jugadores (3-2)

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre