Las lecciones de vida de Jordi Sabaté Pons siguen siendo encomiables. La manera con la que afronta su día a día en la lucha contra la ELA es digna de admirar, especialmente por sus ganas de vivir y siempre sin perder el humor que le caracteriza.

En la previa del derbi, Jordi Sabaté se dirigió a los jugadores del Espanyol para animarles con un discurso lleno de humor y portando la camiseta blanquiazul. Su sentimiento espanyolista es el ejemplo a seguir para el resto de aficionados pericos.


Comentarios

Comentarios

Artículo anteriorEl Barça y su relación con el estamento arbitral
Artículo siguienteNuevo paso adelante del Espanyol B (2-1)

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre