Según publica El Español: al Villarreal, que se mide al Espanyol este domingo en el RCDE Stadium los cuerpos de seguridad le han aconsejado que no den a conocer la hora de salida a Barcelona ni el hotel en el van a estar concentrados por motivos de seguridad. Estos datos se desconocen, por el momento, aunque entrenarán el sábado por la mañana. También les han pedido que no se desplacen en su autobús rotulado y lo hagan con uno de compañía convencional.

El equipo del cual es presidente y máximo accionista Fernando Roig que también es uno de los propietarios de la cadena de Supermercados Mercadona extremara por tanto sus medidas de seguridad mientras dure su estancia en Barcelona.

En rueda de prensa, Javi Calleja fue preguntado sobre lo sucedido y las medidas de seguridad tomadas: «Se está hablando mucho de lo que está pasando porque es normal. Lo lógico es que tanto a ellos como a nosotros nos choque todo lo que estamos viviendo y lo que está pasando estos días, pero nuestra obligación es abstraernos de todo. Olvidarnos del tema político y centrarnos en el juego».

«Es una pena que hayamos llegado a esto. Nuestra obligación es centrarnos en el partido y dejar de lado el ambiente que se está produciendo en Cataluña. Son tres puntos y no podemos caer en la trampa de desconcentrarnos y pensar en otra cosa que no sea el fútbol», manifestó el técnico del Villarreal.


Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre