Robert Hernando. – Hoy rompe su silencio en LCD Jordi Pérez, el mítico utilero del RCD Espanyol que fue despedido de forma inesperada e incomprensible al final de la pasada temporada. La plantilla, sus compañeros del club, y la afición en general encajaron muy mal este hecho. Jordi hasta hoy ha preferido permanecer en silencio, pero hoy nos cuenta su verdad.

Hola Jordi, antes que nada, quería decirte que a muchos nos sorprendió tu despido después de tantos años en la casa y con un historial de servicio intachable. Es como si alguien hubiese decidido que eras el cabeza de turco por el descenso, muy absurdo desde luego siendo utillero, cuando algunos de los que si fueron máximos responsables todavía siguen por ahí haciendo y deshaciendo… ¿Qué explicaciones te dieron?

Jordi Perez. – Hola Robert, primero quiero darte las gracias por seguir acordándote de mí. Las razones que me dio el abogado fueron dos, la primera que debido al descenso tenían que reducir gastos y la segunda que iban a eliminar mí puesto de trabajo. Ninguna de las dos se han llevado a cabo por todo lo que yo sé, siguen habiendo dos utileros en el primer equipo como es lo habitual.

R.H.- ¿Quién crees que fue el responsable de tu despido y por qué motivo, aunque lo consideres injusto?

J.P.- Yo pertenecía a la parcela deportiva del club, por lo que entiendo que la persona responsable debe de ser quien dirige esa área, pero tampoco lo puedo asegurar al 100% porque no se puso nadie en contacto conmigo más que los abogados.

R.H.- ¿Cuántos años has trabajado en la casa?

J.P.- Yo he trabajado más de 25 años en el club, siempre en el mismo puesto dentro del primer equipo.

R.H.- ¿Con cuantos entrenadores y secretarios técnicos has coincidido?

J.P.- No los he contado nunca, pero entrenadores deben de estar entre 20 y 25. De secretarios técnicos también han sido unos cuantos, aunque serán menos que entrenadores.

R.H.- ¿Has tenido alguna vez algún problema con alguno?

J.P.- No me consta tener problemas con ninguno. Con los años me he ido encontrando muchos en el camino y siempre he tenido saludos cariñosos con todos ellos.

R.H.- Contesta solamente si quieres… ¿Pasó algo especial contigo en medio de una charla que Rufete ofreció en el vestuario cuando se puso de entrenador?

J.P.- Nunca me ha gustado estar en este tipo de charlas, creo que no es mi lugar. Simplemente se me hizo una pregunta y yo contesté sinceramente desde mi punto de vista. Igual no gustó, pero siempre he intentado ser honesto y no decir lo que se quiere oír sino lo que pienso.

R.H.- ¿Por un tema de ahorro económico tampoco parece que haya sido tu despido, con los años que llevabas te habrán pagado un buen finiquito y en tu lugar hay otro empleado?

J.P.-  No creo que sea un tema de ahorro porque como bien dices hay otro empleado en mi lugar, entonces creo que la amortización puede costar hasta una decena de años.

R.H.- ¿Estas decepcionado con los dirigentes del club más por la forma o por el fondo?

J.P.- Me siento más decepcionado por el fondo porque yo creo que no ha habido un motivo laboral, creo haber hecho mis funciones bien.

R.H.- El Espanyol siempre presume y, debería poder hacerlo, de  ser un club señor ¿crees que en tu caso no ha sido así?

J.P.- Creo que se podían haber hecho las cosas mejor, aunque entiendo que es una empresa privada y ellos deciden los trabajadores que quieren tener.

R.H.- ¿Cómo fue tu despedida de la plantilla y el resto de los compañeros del club?

J.P.- Me pude despedir de mucha gente de las oficinas del club el viernes que me despidieron y fue algo duro para mí. De la plantilla, yo pedí permiso para poder despedirme y la dirección deportiva no lo creyó oportuno, fue una lástima pero sé que tarde o temprano podré encontrarme con muchos de ellos en persona. Por teléfono mantuve conversaciones con muchos de ellos.

R.H.- ¿Entiendo que psicológicamente una salida tan extraña ha sido un golpe duro para ti?

J.P.-  El golpe fue muy duro, pero quiero decir que lo fue menos de lo esperado por mi familia y amigos y por toda nuestra afición que me hizo ver que formaba parte de ellos y que se volcó conmigo de una manera espectacular. Nunca podré devolver todo el cariño que me dieron y desde aquí quiero dar las GRACIAS en mayúsculas a todos y cada uno de ellos.

R.H.- ¿Ahora a que te dedicas?

J.P.- Ahora estoy colaborando con el Hospitalet por las mañanas y por las tardes con el Santboia y desde aquí les doy las gracias, porque el mantenerme ocupado me ha venido muy bien para que mi mente se mantuviera ocupada.

R.H.- ¿Sigues al equipo? ¿Cómo lo ves, crees que subiremos?

J.P.-  Intento verlo siempre que puedo. Tengo plena confianza en los jugadores, sé que se dejarán la piel por el objetivo. La temporada es muy larga y muy difícil pero de momento estamos en buena posición por lo que no debemos dudarlo.

R.H.- Jordi, muchas gracias por atendernos y te deseamos toda la suerte del mundo. Personalmente espero de verdad que, algún día puedas volver al club de tus amores y si no es así, que te vaya muy bonito en tu nueva etapa vital. Si quieres añadir algo más, dirigirte a la afición ya sabes que esta es tu casa como la de todos los espanyolistas de bien.

J.P.- A la afición, sólo puedo darle las gracias de corazón y que sepan que ellos también me tienen para los momentos duros, como ellos han hecho tan cariñosamente conmigo.

YA PUEDES CONSEGUIR «GLADIUS», LA NOVELA ESCRITA POR ROBERT HERNANDO DE LA QUE TODO EL MUNDO HABLA EN ESTE ENLACE:


Comentarios

Comentarios

Artículo anteriorLa APMAE insiste en la importancia de hacerse respetar como club
Artículo siguienteEl Espanyol contacta con la RFEF para tratar el tema arbitral

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre