El Espanyol ha confirmado los peores pronósticos sobre la posible lesión de Gori. Las pruebas realizadas en las últimas horas han determinado que el futbolista sufre una rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda.

El canterano blanquiazul se lesionó durante el partido del domingo entre el Espanyol B y el Tarazona. En los próximos días los especialistas decidirán cuándo se operará al jugador.


Comentarios

Comentarios

Artículo anteriorSusana Guasch: «Hay cosas que molestan, pero amo al Espanyol por encima de todo»
Artículo siguienteRaúl de Tomás confirma el crecimiento del Espanyol (2-0)

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre