Tal día como hoy, hace 20 años, Raúl Tamudo defendía por primera vez la camiseta blanquiazul en los terrenos de juego. El 23 de marzo de 1997 quedaría grabado para siempre en su memoria: el día en el que debutaba en la máxima división del fútbol español y en el que además marcaba su primer gol, el primero de muchos que vendrían en su dilatada carrera defendiendo al espanyolismo. Quien le iba a decir que sería el máximo goleador en la historia del club en Liga y el mejor delantero catalán hasta la fecha.

No fue un gol cualquiera, corría el minuto 89 de partido cuando Tamudo recibió un balón al espació, levantó la cabeza y definió con una sutil vaselina al guardameta local. Este fue un gol especial para él y también para el club. Un gol que valía la permanencia un año más en la primera división, al derrotar a un rival directo en la lucha por mantener la categoría.

Después de un par de temporadas combinando el filial y el primer equipo, se fue cedido durante dos temporadas; primero al Alavés y después al Lleida. Al regresar de su particular mili volvió al Espanyol preparado hacer historia y convertirse en un mito para los aficionados espanyolistas. Mucha culpa de entrar en el olimpo perico la tienen sus goles. Raúl Tamudo ha sido capaz de salvar de situaciones irreversibles al club, además de luchar y codearse frente a cualquier rival con gran coraje y sacrificio, algo que le ha valido para seguir presente hasta el dia de hoy en el corazón de los pericos.

Una de las tantas hazañas que ha protagonizado el de Santa Coloma es el gol en la Final de Copa del Rey del año 2000, en Mestalla, frente al Atlético de Madrid. Un gol que define a Tamudo como jugador, quizás no tenía las mejores condiciones pero era más listo que nadie, y aquel día aprovecho esa astucia y picardía para robar el balón a Toni Jiménez y batir al guardameta. Un tanto que a posteriori ayudaría a conquistar un título para el Espanyol después de más de sesenta años de sequía. Las travesuras de Raúl Tamudo no pasaban desapercibidas y cuatro meses después de levantar la Copa, el Glasgow Rangers le echó el ancla, un fichaje, que de no ser por el doctor Gert, hubiera dejado huérfana de ídolo a la afición blanquiazul. El delantero también fue una pieza fundamental para levantar el vuelo del equipo tras una nefasta temporada que acabaría con la salvación en la última jornada tras ganar al Real Murcia con goles de Tamudo y Lopo. También fue clave en la consecución de la Copa del Rey del año 2006, conseguida en el Santiago Bernabéu en una auténtica lluvia de goles pericos, derrotando por un contundente 4-1 al Zaragoza. El ’23’ sumó dos goles más decisivos en su carrera. El artillero también puede presumir de ser uno de los artífices de conseguir la clasificación de España para la Eurocopa 2008 con su gol clave frente a Dinamarca y por supuesto, de evitar el alirón blaugrana con el famoso ‘Tamudazo‘ en la temporada 2006/07.

Podríamos escribir muchas líneas más con anécdotas y grandes momentos desde el debut del Tamudo hasta su marcha del Espanyol en la temporada 2009/10. Mejor disfrutar de un vídeo recopilatorio de todos ellos:

 


Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre