De nuevo incidentes a las fueras del estadio de un partido en casa, el nuevo jefe de seguridad del club, parece que está dando la razón a los que decían que el cargo le iba a venir muy grande por su falta de experiencia en el mundo del fútbol. Mucha seguridad en algunos sectores del campo, incluso desmesurada en algunas zonas, pero lo importante parece que no lo ve venir.

Esta vez los incidentes han sido entre la Penya Juvenil y Ultras del Mallorca que ya tuvieron sus más y sus menos en el partido de ida en la isla. La pelea ha tenido lugar en la zona del Prat, justo donde aparcan los autobuses de las peñas del Espanyol que han observado patidifusos como se daban de palos entre ambos grupos al lado de la carretera.

Han habido varias agresiones y pese a que algunos medios indican que la pelea ha sido fortuitamente provocada por ultras mallorquinistas, lo cierto es que tal y como demuestran unos audios de WhasUpp a los que ha tenido acceso esta casa ha habido una «quedada» previa, se han buscado premeditadamente. La mala relación entre los grupos es simple y llanamente por motivos ideológicos y políticos, que nada tienen que ver con el fútbol. Pese a los esfuerzos de la PJE por mostrar su condición apolítica de la que hacía gala antaño, a nadie se les escapa en el mundillo futbolístico que su tendencia de un tiempo a esta parte ha ido virando hacia las posiciones de la ultraizquierda. Todo lo contrario, son los ultras del RCD Mallorca.  

Comentarios


Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre