Anna Casas.- Nuestro entrevistado de hoy se llama José Antonio Gómez Sancho, tiene 31 años, es ingeniero industrial y trabaja para la multinacional agrícola Bunge. Desde hace algo más de 4 años vive en la cosmopolita capital del estado norteamericano de Florida, en Miami, donde le transfirió su empresa para manejar el flujo de trigo y soja a Hispanoamérica. Perico desde los 6 años por autoconvicción sin haber tenido unos antecedentes familiares directos que le indujeran a ello. Estuvo presente en las 2 finales de la Copa del Rey, 2000 y 2006, perdiéndose Glasgow por exámenes.

Sus aficiones son hacer deporte, jugar a basket (estuvo federado 8 años), jugar a fútbol (en Miami juega una vez por semana), tocar la guitarra. Le apasiona leer sobre política/mercado internacional. Aquí tenéis a nuestro hombre en Miami:

A-C.– ¿Qué hace un perico como tú nacido en Barcelona viviendo en Miami?

José Antonio Gómez.- Trabajo en una multinacional Americana hace más de 8 años y a principios de 2013 me transfirieron para la oficina de Miami. Soy Ingeniero Industrial y trabajo como Commodities Trader, que aunque puede sonar raro, se resume en exportar las cosechas de soja, maíz y trigo a nivel global.

A.C.- ¿Cómo se vive en una ciudad tan peculiar como es Miami?

J.A.G.- Miami diría que tiene una calidad de vida muy alta, no más que Barcelona, distinta. En Miami las distancias son relativamente grandes en comparación con Barcelona, ¡pero vas a la playa todo el año!

A.C.- ¿Cuáles son a tu parecer las diferencias culturales, sociales, etc, entre los EE.UU y
España que más te sorprenden?

J.A.G.- Resaltaría que Miami se podría considerar la capital de Hispanoamérica, no es ciertamente un prototipo de ciudad norteamericana… así que la diferencia cultural es aún más acentuada puesto que tienes una rica mezcla de todo el continente Americano salteado con un puñado de Europeos. Es difícil remarcar una sola diferencia, pero diría que dado que EEUU es un país en mayor medida formado por inmigrantes hay menos aversión al riesgo que en Europa, es una sociedad acostumbrada a depender de sí misma y menos del Estado, si te va bien te va muy bien, si te va mal…te puede ir muy mal. Lo peor de EEUU la sanidad.

A.C.– Eres una persona inquieta,  en tu juventud hiciste un poco de todo para costearte la carrera; cuéntanoslo, por favor.

J.A.G.-Realmente fue para costearme mis viajes/proyectos que la Carrera en sí que la pagaron religiosamente mis padres. Trabajé de chófer, de dependiente de tienda de ropa, de profesor, de socorrista,  de actor y acabé montando un negocio deportivo, “La Botiga de l’Esport” con los colores corporativos blanquiazules, durante la carrera con mis ahorros y los de mi tío Felipe que tuve que abandonar al año de empezar a trabajar en mi actual empresa.. ¡aprendí de todos!

A.C.– Nacido en Barcelona como he dicho antes  y tras una infancia culé decidiste hacerte perico. Cuéntanos cómo fue ese cambio tan drástico.

J.A.G.Bueno a ver… infancia culé tampoco, diría pre-infancia! jajaja. Mi padre no ha sido nunca futbolero, y cuando tenia 3-4 años me regalaron una camiseta azulgrana e incluso existe algún documento gráfico cantando el himno, imagino como les sucede por defecto a la mayoría de niños nacidos en Barcelona futbolísticamente en tierra de nadie…
 Fue ya con uso de razón cuando entré al colegio con 6 años y conocí a Víctor Oñate, ¡el único perico que había en clase! Así que me uní a él y formamos una maravillosa minoría, hoy sigue siendo uno de mis mejores amigos. ¡Aún nos acordamos cuando vino Brindisi al colegio!

A.C.- ¡Además, también convertiste a tus hermanos al espanyolismo!

J.A.G.- ¡Eso fue una auténtica hazaña! Básicamente con el dinero que ganaba en mis trabajos me pagué mi carnet en la Curva Jove en Montjuïc con Víctor y mi primo David. A mis hermanos les subvencioné el abono puesto que eran más pequeños. Creo que el punto de inflexión fue cuando Messi nos metió el gol con la mano, lo vivimos los tres en casa, al igual que el mágico pase de Rufete que acabaría con el gol de Tamudo para empatar un partido que deberíamos haber ganado. ¡Jorge y Carlos finalmente vieron la luz!

A.C.– Tu padre no era un aficionado al fútbol, supongo que has tenido algún mecenas para iniciarte en tus aventuras en el estadio perico. ¿Cómo fueron esos inicios tuyos en blanquiazul?

J.A.G.- Exactamente, mis padres siempre me apoyan en todo, de hecho me acompañaron hasta Mestalla en la final del 2000 cuando tenia 14 años, pero futboleros no son. El mecenas en este caso fue mi tío Jesús que me regalaba las camisetas por Navidad y me llevaba al fútbol con mi primo David.

A.C.- Empezaste tus visitas a Sarrià, nuestro añorado templo, con el ascenso a Primera contra el Cádiz en el 1994. ¿Cómo recuerdas ese día?

J.A.G.- ¡Pues a pesar que tenía 8 años, recuerdo exactamente hasta dónde estaba sentado! ¡Recuerdo que ganamos 4-0, al igual que el siguiente partido contra el Valencia ya en Liga que ganamos 5-0! ¡Un auténtico talisman!

A.C.- ¿Qué vivencias, qué anécdotas recuerdas con más cariño de tu militancia perica? ¿Y las más tristes?

J.A.G.-Imagino que como la mayoría de pericos el Gol de Coro fue la más intensa y la muerte de Dani Jarque la peor de todas. Tengo un especial cariño al gol de Jonatas en la prórroga de la UEFA que nos hizo soñar unos minutos más, al igual que la parada de Gorka contra el Benfica…¡qué paradón!

A.C.- ¿Cúal ha sido o es tu jugador favorito?

J.A.G.-Desde el colegio siempre me identifiqué con Pochettino, un líder total, y ¡míralo!

A.C.– Si tuvieras que hacer tu top 5 de los mejores goles, ¿con cuáles te
quedarías?

J.A,G.-Coro (Real), Jonatas (Glasgow), Sergio (Mestalla), Tamudo (Camp Nou) y Miguel Ángel Benítez (centro a Segundo palo pasado contra el Mérida).

A.C.– Un grupo de aficionados espanyolistas afincados en Miami tuvisteis hace un tiempo la maravillosa idea de crear una penya perica en Miami. ¿Cómo surgió el proyecto y en qué punto está hoy en día?

J.A.G.- Esta es una de las ventajas de la Maravillosa Minoría…cruzando la calle en Miami me saludó Sergio Miró, a golpe de “me han dicho que eres perico ¿cierto?” Trabajamos en el mismo edificio en Miami, ¡pero el chivatazo le había llegado casualmente por mi primo David durante un partido en Cornellà! Él veía los partidos con otro perico de pro, Josep Costa, y ese mismo fin de semana empezamos a ver los partidos juntos desayunando en un 100 montaditos con Sergio de presi, Josep de vicepresidente y yo de tesorero.

Todo era broma hasta que Xavi, Mario, Enric, Marcos, Albert otros pericos de los pies a la cabeza se unieron al clan y ¡decidimos darle nombre! Parakeets Miami, ¡hasta hicimos un borrador del escudo! Aunque hemos tenido un par de bajas por temas laborales seguimos conectados por grupo de WhatsApp.
Desgraciadamente por temas burocráticos, nos estuvimos informando y has de crear una sociedad que hay que mantener para oficializar la peña en el club, debido a las últimas bajas nunca nos animamos a crearla oficialmente por costos.

R.H.- ¿Apruebas o suspendes el primer año de Quique Sánchez Flores al frente
del primer equipo?
J.A.G.-Para mí aprobado totalmente. Esperamos que este año muestren algo más de ambición, es complicado, pero creer en el Proyecto, que escasamente lleva un año de vida, es el primer paso!

A.C.-¿Cuánto hace que no puedes acudir al estadio?

J.A.G.- Normalmente voy en Navidad y Verano a Barcelona, creo que el último partido que coincidió fue el primero de liga, golazo de falta de Salva Sevilla, el primer gol de la Liga.

A.C.- ¿Cómo auguras que será la temporada que viene?

J.A.G.- Presupuestariamente es complicado como siempre. Seguro que mis compañeros de Parakeets se pondrían técnicos, ¡pero yo pediría entrar en UEFA o hacernos soñar en Copa! Si llegamos donde llegamos en 2006 con una situación económica más precaria…¿por qué no vamos a creer ahora?

A.C.- ¿Qué refuerzo traerías para la temporada 2017/2018?

J.A.G.- Creo que el mejor refuerzo ha sido Perarnau, en él confío.

A.C.- Muchas gracias José Antonio, ha sido un verdadero placer haber conversado contigo.

J.A.G.- ¡Muchas gracias a vosotros, me ha hecho mucha ilusión participar en LCD!

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre