Aprovechaba el departamento de comunicación del Espanyol la resaca de la verbena de Sant Joan y el sol dominguero para anunciar la espantada del vicepresidente Rousaud por la puerta de atrás del club. No fue mala opción. Estas cosas cuanto menos ruido hagan mucho mejor. La marcha del primer y esperemos que último vicepresidente culé del RCD Espanyol se venía comentando hacia días en los mentideros pericos y finalmente así ha sido, antes de lo esperado, eso sí.

Está claro que Rousaud llegó al club de nuestros amores por intereses económicos, su despacho puso en contacto a Mister Chen con Sánchez Llibre y gestionó el traspaso de las acciones. Pero Adolf es un hombre ambicioso y quería más. Todo ello a pesar de que sus socios le aconsejaron quedarse fuera del consejo de administración del club. Facturar por los servicios jurídicos prestados sin más implicación que la de ganar dinero sin hacer demasiado ruido. Temían los socios de Rousaud que una mala gestión en el Espanyol dañara la imagen del prestigioso despacho de abogados. Y así ha sido.

Pero Rousaud alegaba en favor de su posición en la entidad blanquiazul que dentro del club podría asegurar mucho mejor los negocios del despacho con el club. Además, le había cogido gusto a los palcos, saludar a políticos, a grandes empresarios… Un directivo del Espanyol que acompaña de vez en cuando al equipo me comentaba en privado que a Rousaud le encantaba repartir tarjetas por los campos de fútbol de toda España. Más que a Munera Montero, me explicaba con cierta sorna.


La presión ejercida frente el despacho del bufete RCD (Rousaud, Costas, Duran) ha provocado finalmente la espantada del vicepresidente. Hasta tres veces aparecieron los aledaños de sus oficinas con pintadas y pegatinas en su contra. Por si eso fuera poco, la convocatoria del martes que había corrido como la pólvora por los móviles de los activistas pericos enfadados por el aumento de los abonos fue la gota que colmó el vaso de la paciencia. Adolf Rousaud no pudo con la presión del pueblo y se marcha.

Deja de ser vicepresidente, con lo cual se quita un buen peso de encima, muchos pericos no veían con buenos ojos que un consejero del club tuviese negocios privados con la entidad. Algunos tan éticamente reprobables como la tramitación de los expedientes de expulsión a algunos socios, o el enfrentamiento de las cláusulas de adhesión a la Grada Canito, que tanta polémica ha generado y tanto daño ha causado a la imagen del Espanyol.

Nadie ha aclarado todavía si Rousaud Costas y Duran seguirán siendo el mayor proveedor jurídico del club. En principio nada indica lo contrario. De hecho hay voces mal pensadas que afirman que el hecho de que Rousaud haya sido el mayor mentor de Roger Guasch le asegura la facturación y concede un tranquila retirada al ex –vicepresidente que deja el negocio a buen recaudo en la figura del nuevo Director General Corporativo.

Haría bien Roger Guasch a fin de disipar cualquier tipo de dudas en aplicar una política de transparencia total en este aspecto. Los accionistas y los socios tenemos derecho a saber quién factura y qué criterios se utilizan para buscar el mejor proveedor del club en todos los terrenos. También en el jurídico. No vaya a ser, que el aumento que va a salir de los humildes bolsillos del socio de a pie se utilice para pagar plusvalías innecesarias e interesadas por algo o por alguien…

Robert Hernando

Ex-consejero del RCD Espanyol

1 COMENTARIO

  1. Nada como leer a pericos bien informados para saber de las interioridades del club. Todo bien resumido y conciso. Y el que no quiera enterarse, allá películas. Sólo una cosa, un inciso sobre la frase de cierre del artículo… ese aumento, en el fondo, será una mengua en las arcas del club porque a mí me da que la subida de abonos no va a compensar los ingresos dejados de percibir por los muchos socios que no van a renovar de momento

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre